Asociación Valeriana

Aprendí con los años que envejecer es importante y además un privilegio.

LA JUSTICIA del baúl.

 

Como a cada persona de este mundo, miramos  la Justicia como un hecho menor en nuestras vidas puesto que nos paramos poco en discernir sobre el tema. Ya que no hemos tenido motivos de relevancia al respecto.

 

Pero a esta persona al escuchar una charla, se le quedo en la mente, que todo o que se mermase en beneficio propio se podría considerar como un hurto, para otra o varias personas. Y que no se perdonaba sin devolverlo todo por el daño causado por dichos hechos.

 

Al principio, no le dio tanta importancia viendo que la vida era tan compleja que sin ser divinos todos podríamos tener muchas faltas  sobre esta  índole y mas con lo que se veía y escuchaba.

 

Pero aquello fue a mas, hasta el punto de hacer un recordatorio sobre su vida porque quería educar a sus hijos debidamente.

 

Con  papel y lápiz, hizo casi una regresión de su vida según recordaba . Ya  era una obsesión, no grave pero que no se iba de su cabeza y podría hacerse crónica.

 

Acudió a un profesional  para que   también le ayudara, sin dejar de escribir sus angustiosos recuerdos.

 

Como no se arriesgaba en defender a nadie y asi quedar bien con todo el mundo. Aunque los seres humanos  podemos  hacer cosas sin darnos la debida cuenta del sufrimiento que  podemos aportar a los demás, incuyendo  enrredos en la propia famiia o amigos. Y a otras personas eran otras las obsesione que el cerebro ordenaba, y si no se comprendian causaban todo ese dolor.

Esto no quere decir que no seamos sinceros, solo que para evitar malos entendidos con medias verdades etc..., todo se diga con asertividad para hacerle a los demas, el menor daño posible. Porque cada uno somos de una personalidad y no podemos cambiarla en poco tiempo.

 

El siempre habia sido un hombre educado y agradable, por ello esto le cogió de sorpresa. Pero la mente es bastante caprichosa.

 

 

 

 

Comenzó con ello. Sin parar de recordar.


 

 

 

Aquel día que sin saber quién era el dueño de la razón  abofeteo a uno de sus hijos, sin más, por prisas y quizás por  comodidad. .. Con su esposa había sido a veces duro en sus apreciaciones por sentirse algo superior. Con las chicas que trabajaban en casa no fueron debidamente recompensadas por  su arduo  trabajo. Hasta en  una herencia  familiar no había sido equitativo  siendo el cómplice por varias razones y quizás por no indisponerse con el resto. PERO también vio más claro lo que habían hecho con el, aunque esto no lo redimía de sus fallos y faltas.

 

Lo cierto es que comprendió tantas injusticias y las omisiones por no complicarse, fallos que sin ser graves, le hicieron sentirse poco satisfecho consigo mismo.

 

También la cercanía de la Navidad, como a la mayoría de las personas, se sintió más  empático con el resto de sus conciudadanos.

 

Por lo tanto empezó a devolver  poco a poco lo que considero justo y prometió que en  Navidad, y todo el año entrante los suyos todos  estarian con sus conciencias tranquilas y el orgullo de un padre honesto.

 

FUE una fiesta preciosa llena de tranquiidad y Paz interior.

 

Ojala a nadie le falte una digna  Vida sin lujos, pero con lo imprescindible y EL ALMA  llena del buen hacer.

 

 Asi os lo deseamos a  todos con el cariño de  VALERIANA en estas  cercanas fechas, y para siempre.

 

 

 

 

Comentarios (0)

500 caracteres restantes

Cancel or